Auténticas obras de arte son manufacturadas por las manos de los creativos morelenses, macetas de barro, ollas, máscaras y figuras de madera con laca, objetos de barro vidriado objetos decorativos de materiales diversos, instrumentos musicales de inspiración prehispánica, creaciones en papel amate, figuras elaboradas en madera, ropa elaborada con manta, collares de piedras y cuentas. También son atractivos los productos de cera, las bolsas y canastas trabajadas en palma y piezas de cerámica que se pueden comprar en distintas poblaciones de Morelos, además de Oaxtepec.

No obstante, comunidades como Tepoztlán, Tlayacapan, Ocotepec, Tlaltizapán, y otras más, se especializan en la creación de distintas variedades de artesanías es en la capital del estado. Cuernavaca, donde se reúnen las artesanías más típicas para que los visitantes adquieran las que más les agraden. Así también, cenca del Museo Cuauhnáhuac se localiza el tianguis de artesanías, con numerosas piezas artesanales.

Una de las actividades más típicas de Oaxtepec y el entorno morelense es la alfarería. Algunos lugareños, especialmente en Tlayacapán, cuenta con pequeñas fábricas de alta temperatura, donde elaboran piezas de barro, ollas de variados tamaños, jarros, macetas, molcajetes, alcancías y vajillas completas realizadas en barro vidriado, de enorme colorido. En Morelos también se confeccionan numerosas artesanías con amate, variedad de papel que es obtenido de la corteza de un árbol local. En este material se pintan y colorean hermosos diseños. El amate también es usado frecuentemente para la creación de lámparas.

Otras creaciones artesanales de los más populares en Morelos, se trabajan en cestería, joyería y partes de lluvia y pueden comprarse los fines de semana en el mercado ubicado en la calle más importante de Tepoztlán. Pero también hay tiendas establecidas en las cuales se pueden adquirir creaciones de arte huichol, textiles, así como también joyas realizadas con semillas y piedras combinadas con plata.