México es una nación con un patrimonio arqueológico sobresaliente. En su ámbito geográfico surgieron grandes culturas indígenas, las cuales edificaron monumentales ciudades, las cuales, con el paso de los siglos, se han transformado en focos turísticos de gran relevancia. Varios sitios arqueológicos sobresalientes se encuentran en el entorno de la Ciudad de México y uno de los más recomendables de visitar es Tlatelolco. En los siguientes párrafos mencionaremos cuál es la importancia que tiene esta zona prehispánica ubicada en el corazón del país y cuáles son los elementos arquitectónicos más importantes que incluye. 

Tlatelolco fue una ciudad gemela de México-Tenochtitlan y contaba con el mercado más grande en la región y en general de todo el mundo mesoamericano. En él se comercializaban variados productos locales, así como también algunos llegados de lejanas regiones. Tlatelolco se localizaba en el extremo de una de las islas de mayor tamaño en el lago de Texcoco, la cual estaba cercana a Tenochtitlan. 

En la actualidad en Tlatelolco se conservan varias pirámides, ruinas y templos que causan admiración en viajeros nacionales e internacionales cuando visitan la capital mexicana. De entre sus estructuras más sobresalientes hay que mencionar el Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, el cual es de planta mixta y su cuerpo principal es de forma circular. En su interior, este templo preserva vestigios de una etapa previa, donde se distinguen los restos de un adoratorio. 

El Templo Calendárico, por su parte, tiene fachadas decoradas que están ornamentadas con tableros, los cuales estaban relacionados con un antiguo sistema calendárico. No menos interesante es el Palacio, recinto integrado por cuatro pequeñas habitaciones que cuentan con un patio central y un altar. Allí se observan vestigios de las pilastras que integraban un gran portal así como dos escalinatas qué permitían acceder al interior del recinto. Finalmente, hay que mencionar el Templo de las Pinturas, cuyas características arquitectónicas revelan una notable influencia teotihuacana.

De acuerdo con lo anterior, es claro que la Ciudad de México cuenta con interesantes sitios arqueológicos. Son sitios imperdibles para cualquier interesado en conocer lo mejor de la cultura precolombina en México. Tlatelolco es solo un ejemplo de lo mucho que puede ofrecernos la geografía mexicana en el campo del turismo arqueológico. Para conocer los lugares prehispánicos más interesantes de la capital mexicana, lo más recomendable es utilizar un coche en alquiler, el cual pueden conseguir en las mejores agencias de  renta de autos del DF.